sábado, 21 de enero de 2012

TRABAJOS

Lo que sigue sucedió ayer más o menos a esta hora. No sabía si escribirlo o no, hasta que le encontré una vuelta de tuerca.

_Hija, tenés que empezar a ir a la iglesia.
_Pfff! No!, ¿para qué?
_¿Cómo que para qué? ¿Acaso no conocés esa parte de la Biblia donde dice que si te alejás de los caminos del Señor después entran siete demonios y terminás siendo peor que antes * ? ¡Mirá si ya tenés seis demonios y el séptimo está rodeando a la familia, molestando para entrar!
(En este momento yo dudé, pensé que de nuevo me iban a preguntar si tenía un novio por ahí que iba a entrar a la familia)
_Yo te voy a contar algo pero es confidencial, tu cuñada no puede enterarse. El otro día tu hermano me contó que fue a limpiar el patio trasero y cerca de los árboles encontró un "trabajo". Había velas y no sé qué otras cochinadas. Tu hermano no me quiso contar qué más había. Le están haciendo brujería, macumba. Así que leé la biblia y orá. No puede ser que tu hermano ya hace casi un año que no encuentre trabajo. 

Bueno, ahora resulta, que no sólo tengo 6 demonios y uno rodeando la familia, sino que además soy la culpable de que mi hermano no tenga trabajo. Faltó que dijera que soy la culpable de la crisis mundial que causa que haya tanto desempleo. Por lo menos todavía nadie me culpa de ninguna enfermedad (conozco una camarada que pasó por eso, horrible). 
El dato de color es que Cinco Saltos, la ciudad donde vivo, está catalogada como el cuarto epicentro en importancia para la brujería. No es raro encontrar "trabajos" (un mantelcito, velas rojas y negras, copas de vino) en las chacras aledañas a la ciudad. Además, yendo hacia las bardas (pequeñas lomas bien áridas, no sé cómo describirlas, no soy buena en geografía), existe lo que se llama "El bajo negro": un lugar donde se sabe, se practican ritos, y si uno pasa por ahí siempre hay huellas de fogatas, supuestos aquelarres. Yo siempre quise ir a ver en persona, pero nunca nadie quiso acompañarme.
Lamentablemente Cinco Saltos es una ciudad donde hay mucha gente supersticiosa. Está el bando de los macumberos y brujos, y está el bando de los cristianos que combaten la brujería de rodillas, orando. Mientras tanto, MI HERMANO SIGUE SIN TRABAJO. Qué locura echarle la culpa a los demonios y espíritus, cuando la realidad demuestra que la responsabilidad la tiene un puñado de gente codiciosa, que vive a expensas de explotar a los demás. Qué locura estas batallas espirituales, entre "buenos" y "malos", cuando en realidad el enemigo es la clase dominante, la burguesía, los que viven del fruto de nuestro trabajo, los que nos roban.
¡¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS
Y NO LOS TRABAJADORES!!



*Mateo 12:43-45 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
El espíritu inmundo que vuelve   
(también está en Lc. 11.24-26)
 43 Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla.     44 Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada.
    45 Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.
Esta es una de las tantas razones por las cuales la gente teme alejarse del Dios de la Biblia: si te alejás supuestamente terminás siete veces peor de lo que eras antes de "conocer" a Dios.

miércoles, 18 de enero de 2012

Religión hecha a medida

  <==  Linda música




Me dió hambre. Por eso volví a mi casa. A los días suena el hermoso timbre de mi casa (en serio, es hermoso, tendrían que probar, ir y tocarlo, los invito). Era la muchacha grande de Buenos Aires. Vino a despedirse. La conversación inevitablemente salió a flote: No creo más en Dios. -Le digo, mirándola a los ojos- Yo quiero decirte que Dios te ama y yo también. Yo lo único que puedo decirte es que Dios es real- Me contesta, con lágrimas en los ojos. 
No quisiera que mi blog sólo sea para atacar la religión, pero se trata de imponderables, de circunstancias inesperadas que me siguen surgiendo a la vuelta de cada esquina. Un día me entero de que hay un camarada LGTB cristiano. Otro día una señora lesbiana (¿o un troll?)  me quiere evangelizar colocando comentarios y videos en el muro de mi facebook. Toda una serie de acontecimientos que me ofuscan un poco.
¿Qué tengo para decir frente a esto? 
Antes que nada, mi manera de enfrentar a la gente religiosa no es escandalosamente violenta ni mucho menos. A la gente que cree en Dios hay que tenerle paciencia. Sin embargo, cuando esta gente en su afán de "salvar almas" te quiere hacer comer la Biblia y empiezan a metértela hasta en la sopa, ahí hay que poner límites.
A mí en particular me molesta mucho que gente cristiana, pero poco informada sobre su religión, trate de evangelizarme. Como ya expresé en mi facebook: no hay nada más necio que evangelizar a una atea que fue maestra evangelista. Sepan comprender: de chica podía decir 42 versículos de memoria (equivale a dos páginas). Leí la Biblia de tapa a tapa dos veces, sin contar las veces que la leí sin seguir el orden de los libros. Hice cursos de evangelización, de eclesiología, cristología, hemenéutica, homilética, discipulados, etc, etc.
¿Cómo llegué a ser atea?
Fue un largo proceso. Tras mi gran decepción por la posición "de derecha" del pastor de la iglesia a la que iba, y tras cansarme de actitudes homofóbicas, busqué otras opciones. Pasé por varias etapas. Conocí la teología de la liberación, la teología feminista y la teología feminista de la liberación. También tuve noticia de distintas corrientes teológicas que predican que la homosexualidad no es un pecado, sino que versículos como los de Romanos 1 han sido históricamente mal interpretados. Es decir, todas estas nuevas teologías proponen una suerte de revisionismo frente a las maneras clásicas de interpretar las "santas escrituras". Como verán, existe una amplia gama de teologías. Hoy en día uno puede elegir religión a la carta, fijarse cuál se ajusta más a las necesidades de cada uno y adorar al Dios que le quede mejor a su medida.
Fue así que cuando empecé a acercarme a las ideas socialistas también quise acomodar a Dios en ese esquema. Sin embargo, al menos en lo que me concierne a mí, un buen cristiano nunca será un buen marxista, y un buen marxista nunca será un buen cristiano. O será un marxista a medias, o será un cristiano a medias. Un buen marxista no puede aceptar como libro de cabecera a la Biblia, que enaltece la mansedumbre y la sumisión como valores sublimes, que se muestra a favor de que existan oprimidos y opresores, esclavos y esclavizantes. 
Un buen cristiano, por su parte, nunca será un buen marxista porque dudará a la hora de combatir contra el enemigo aduciendo que, siendo fiel a la Biblia, debe demostrar amor al enemigo, poner la otra mejilla y perdonar cualquier canallada que se le haga. Claro está que un cristiano a medias, que nunca leyó la biblia a conciencia, podría actuar de otra manera. 
Realmente, en ese contexto, llaman la atención los padres tercermundistas y los que abogan por la teología de la liberación, que han participado en guerrillas y han luchado a la par de pueblos oprimidos y explotados. A mí me parece admirable. Sin embargo, no me parece que ellos hayan avanzado hasta el final en su labor revolucionaria.
Bueno, mucho más podría decir sobre las inquietudes que tuve hasta sentirme totalmente convencida de que no necesito de ningún Dios.
En estos tiempos que corren, donde todo es personalizable, donde podés modificar tu celular, tunear tu auto, hacerte cirugías estéticas, mejorar tu compu, ni siquiera Dios se salva de ser modificado y hecho a nuestra imagen y semejanza. No necesito del Dios que venden las instituciones ni tampoco de ninguno fabricado por mí, hecho a mi medida y que responda a mis necesidades personales. No necesito consuelo ni muleta invisible para estar de pie.
En la fragmentación de las religiones y en el papel de la individualidad de lxs sujetxs queriendo satisfacer sus deseos, se deja ver la artificialidad de la religión como creación humana, sujeta a "mejoras" a lo largo de la historia. La religión cambia ajustándose a la historia, y no a la inversa. La religión es abominablemente flexible y adaptable como el peor de los virus. La consecuencia de esta enfermedad es la chatura de pensamiento, es vivir siempre con la correa al cuello, con el miedo al "más allá".  



viernes, 13 de enero de 2012

A propósito del nombre de este blog

 Pensé maneras posibles de justificar el nombre del blog, y se me ocurrió esto:

Tengo la lengua
roja
como el fuego
del infierno,
si existiera.
Como las banderas
que se alzan
revolucionarias.
Como la sangre
derramada
de mis camaradas
en combate.
Como las manos
heridas
de mis hermanos
explotados.
Como los ojos
desvelados
de soñadores
crónicos.
Saludablemente
roja
tengo la lengua.



jueves, 12 de enero de 2012

A MIS CAMARADAS

Permítanme ser sectaria por un momento, porque en esta primera entrada tengo ganas de hablarle especialmente a mis compañeros y compañeras de militancia. Como la mayoría sabe, hace un par de semanas escribí un mail contando mi experiencia de cómo me inicié en el trotskismo. Quisiera aprovechar este espacio para agradecer públicamente tanto afecto, tanta camaradería. Creo que me enamoré de toda la gente del PTS jajaja.
Hoy fui a la iglesia. Así es. Agradezco, camaradas, su preocupación. Fui a contaminar suelo sagrado. La gente me miraba asustada. Quizás veían que detrás mío venía el diablo. Lo loco es que "el diablo se llama Trotsky" jaja, y lo llevo adentro de mí, en mis ideas. De repente para ellos ya no soy Aliz. Ahora pasé a ser la desconocida Alicia, a secas. Los abrazos y las palabras, también secos, sin gusto a nada. Caretas. De pronto me ve una vieja amiga de Buenos Aires, una muchacha grande y soltera, que quería verme, y por esa causa accedí y fui a ese lugar de cruces.
Ella me abraza, y no me suelta. Nunca fuimos grandes amigas, pero ella siempre me quiso mucho, parece. 
 Ella me abraza. Yo no uso corpiño y siento como roza mis pezones (como en un poema que leí). Me pregunto si le gustarán las mujeres. Oh! Sacrilegio! Pensando lujuriosamente en la casa de Dios! Pecadora!
Ella tiene que ir a bañarse así que me quedo a la deriva y decido ir a saludar a la gente. Me miran. Me parece que estoy más bonita, por eso me miran. Es la primera vez que voy con un pantaloncito tan corto.
Una chica se acerca a hablarme. Quería contarme todas sus desgracias. Como en los viejos tiempos, accedí. Para ella siempre fui psicóloga ad honorem, pero esta vez me sentí como los curas deben sentirse cuando la gente les confiesa sus pecados. Le dije que ella ya era grande para decidir que hacer con su vida. Me dijo que la semana que viene va a venir a visitarme. 
La chica de Bs As no volvió más. Me cansé de esperar y me vine porque ya tenía hambre.
Mientras volvía pensaba en lo  bien que hice al no ir más a esa iglesia. Es una jaulita de oro donde todos parecen contentos. Para ellos la libertad es Jesús. Para mí Jesús es una cruz, para mí no fue salvación, ni libertad. Fue opresión, soledad, cautiverio. 
 De nuevo, gracias camaradas, por sus muestras de afecto. Mi historia no es muy diferente de las de muchos de ustedes. No soy más especial que nadie. Somos iguales porque tenemos los mismos ideales. Luchamos por la verdadera libertad.
Ahora quisiera compartir con ustedes un poema que refleja lo que siento cuando lxs veo tan combativxs y lindxs en la calle, dando pelea junto al pueblo. 
Le agradezco muy especialmente al compañero que lo escribió y me dio permiso de publicarlo.


ODA A MIS CAMARADAS (de Nacho Dal Santo)
 Dedicado a todos los compañeros que luchan a mi lado, codo a codo,

y a los que hoy están presos por no bajar nunca los emblemas.



Resistiendo por una clase hermana hasta sangrar.

Patrias, magras radiografías de una máscara,

Que oculta y niega la conciencia al subyugado.

Enjaulados en azules paredes

 soportando con fuerte temple,

por los pares que siguen la lucha,

A la vanguardia

A contracorriente

Plantan frente…

Hay quienes antaño

Cultivaron para nuevas generaciones los suelos,

pero  también  con sus gritos los cielos.

su fruto es la tradición de sus hermanos en lucha,

 que hoy lo hacen carne

y esa carne es su estandarte.

Levantan así las banderas,

cuyo asta golpeará como un solo puño.

Los brazos que hoy se venden,

Mañana desatarán la ira,

Arrastrando cual marea detrás de si,

 a los demás pares sumidos en cadenas.

Y  en la vanguardia las compañeras,

pisando los cráneos de todo patriarca.

Una vez más a contracorriente,

sin bajar nunca los emblemas

de la Revolución Mundial.